Veinticinco organizaciones internacionales y colombianas enviamos una carta al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en la que le pedimos no apoyar la intención del Gobierno del presidente Iván Duque de retomar la aspersión aérea con glifosato para erradicar los cultivos de uso ilícito, debido a las consecuencias que este químico trae para el medioambiente y  las comunidades étnicas y campesinas.

En la misiva le manifestamos a Joe Biden  que el reinicio del programa de aspersión aérea con glifosato envía un mensaje de crueldad e insensibilidad con el que consideramos que Estados Unidos ya no debería estar asociado debido a que socavará los acuerdos de paz, que son un poderoso legado de la administración Obama-Biden.

“Pero la experiencia pasada muestra no solo que estos logros se revierten rápidamente, sino que la estrategia socava otros objetivos de seguridad de Estados Unidos y Colombia. Recurrir a la fumigación es como retroceder en el tiempo, ignorando mucho de lo que hemos aprendido sobre lo que funciona y no función”, escribimos.

Uno de los argumentos  que manifestamos en la carta fue que entre 1994 y 2015,  EE. UU.  apoyó una flota de aviones y equipos de pilotos contratados, que roció glifosato en 4,42 millones de territorio colombiano, un área de tierra 3 1/2 veces el tamaño de Delaware. También le recordamos que en 2015, el Gobierno colombiano suspendió el programa de fumigación, citando preocupaciones de salud pública basadas en una Organización Mundial de la Salud.

“La mayoría de los productores colombianos de arbusto de coca no son delincuentes vinculados al crimen organizado o simpatizantes de grupos armados ilegales. Son familias con pequeñas parcelas de tierra”, señalamos.

En la carta, somos enfáticos en que después de 20 años de constante erradicación, los agricultores continúan enfrentando la misma realidad sobre los territorios, donde hay evidencia de que la presencia del Gobierno de Colombia es escasa, los caminos pavimentados o mantenidos son inexistente, la red eléctrica nacional está lejos y no existe el agua potable ni los títulos de propiedad.

A continuación las organizaciones firmantes:

  • Amazon Watch
  • Center for International Environmental Law
  • Centro Estudios sobre Seguridad y Drogas, Universidad de los Andes (Colombia)
  • Chicago Religious Leadership Network on Latin America
  • Colombia Human Rights Committee
  • Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Colombia)
  • Corporación Viso Mutop (Colombia)
  • Drug Policy Alliance
  • Elementa DD.HH. (Colombia/Mexico)
  • Fellowship of Reconciliation: Peace Presence
  • Healing Bridges
  • ILEX Acción Juridica (Colombia)
  • Institute for Policy Studies, Drug Policy Project
  • Institute on Race, Equality, and Human Rights
  • Latin America Working Group
  • Mennonite Central Committee U.S. Washington Office
  • Missionary Oblates
  • Oxfam America
  • Oxfam Colombia
  • Presbyterian Church (USA), Office of Public Witness
  • Presbyterian Peace Fellowship
  • Proceso de Comunidades Negras (Colombia)
  • United Church of Christ, Justice and Witness Ministries
  • Washington Office on Latin America
  • Witness for Peace Solidarity Collective